LIENZOS QUE CUELGAN EN LAS PAREDES DEL TEMPLO.

Con estos dos, pequeños pero preciosos quiero hacer un pequeño recuerdo-homenaje a todos aquellos que por un medio u otro han colgado en las paredes de la iglesia estos tesoros.

Algunos de ellos, los más chicos, pueden proceder de los que cerraban las paredes del sagrario de campaña que traían los castellanos en la reconquista o cuando la sublevación de los moriscos. ¿Serán los santos Juanes pintados por Francisco de Aragón en 1.567?

Hay también lienzos grandes con temas de ánimas y bajada del Limbo. Fueron adquiridos por las hermandades hace tiempo. Otros han sido donados recientemente tras el fallecimiento de los dueños y que los tenían en sus viviendas. Las composiciones son muy variadas, unos con más valor que otros, pero todos muestran la fe del pueblo cristiano y de nuestros mayores.